¿Por qué el diablo ya no se viste de Prada?

Cuando pensemos en Digital Fashion, olvidémonos del e-commerce (comercio electrónico), del m-commerce (mobile commerce) o del s-commerce (social commerce). Es tiempo de abrazar un concepto de Digital Fashion más ubicuo (el cliente compra dónde quiere y cuando quiere), más universal (las emociones es el lenguaje más internacional de comunicarnos con las personas independientemente del idioma que hablen), más unipersonal (olvidémonos de los segmentos de clientes, a cada persona hay que tratarla de manera personalizada) y más único (detrás de cada marca tiene que haber una historia, un propósito y unos valores singulares que vayan más allá de la banalidad de la calidad y el precio). ¿Qué tal si vamos pensando en el U-Commerce?

Leer más