¿Cómo hacer felices a las mujeres?

¿Sabíais que las mujeres controlan aproximadamente el 85% del gasto en la mayoría de las categorías de consumo? Pero lo realmente sorprendente es que parece que el mundo de los negocios se ha olvidado de lo que verdaderamente es importante para ellas, pues dos de cada tres mujeres sienten que las marcas solo piensan en ellas para temas relacionados con la belleza y la limpieza del hogar. Estas simples estadísticas ponen de manifiesto que muchas compañías no se han dado cuenta todavía de lo importante que es tener en cuenta el género a la hora de diseñar experiencias para sus clientes. A lo sumo, muchas marcas simplemente han “maquillado” estéticamente los productos para darles un toque más femenino. Pero hacer felices a las personas, implica trabajar equilibradamente en las cuatro dimensiones de la experiencia: funcionalidad, belleza sensorial, empatía afectiva y desarrollo personal. Pero parece ser que los valores, necesidades y deseos de las mujeres no han sido bien entendidos y reflejados en productos, servicios y experiencias que verdaderamente las sorprendan y las hagan felices, lo cual resulta verdaderamente paradójico cuando son las mayores influenciadoras, prescriptoras y decisoras a la hora de comprar.

Por suerte o desgracia no he tenido la misma experiencia extrasensorial que vivió Mel Gibson en la película ¿En que piensan las mujeres?, donde tras sufrir un aparatoso accidente en el baño adquirió el “tentador” poder de escuchar los pensamientos de las mujeres. Pero si me gustaría aportar algunas reflexiones tras haber hecho algunas investigaciones destinadas a diseñar experiencias para marcas muy enfocadas al segmento femenino.

Una nueva musa a la que enamorar y hacer feliz: La mujer Alfa

¿A quién queremos enamorar y hacer feliz? ¿A una mujer cuya única aspiración vital es la de ser esposa y madre, o a una mujer que anhela una auto-realización completa como persona? ¿A un mujer funcional y práctica que se conforma con una buena relación calidad-precio, o a una mujer sofisticada que se deja seducir por experiencias innovadoras y con propósito? Mi conclusión es que hay que enterrar los viejos clichés femeninos como “la señora de”, “ama de casa” o “mujer trabajadora”, y empezar a entender como hacer feliz a la “mujer alfa”.

mujer alfa - jose cantera

La mujer alfa ha sido la primera en enterrar los clichés e iconos femeninos: primero es persona, luego es mujer. No renuncia a encontrar una pareja, ser madre o formar una familia; pero no son sus únicas aspiraciones. Su propósito en la vida va mucho más allá a estar siempre guapa, casarse, ser madre y cuidar de los suyos, pues aspira a su auto-realización plena: personal, profesional y social. La mujer alfa tiene iniciativa, es sofisticada, está formada y tiene inquietudes. Con inteligencia y sin perder su femineidad, conquista territorios y roles que estaban consagrados históricamente al hombre. Por tanto, tiene éxito profesional y es independiente económicamente. Más allá de su círculo cercano, sus máximas influencias son personas que han triunfado, han cambiado paradigmas y han roto el status quo. Para ello procura estar bien informada, interesándose por todo aquello que le ayude a mejorar en su carrera profesional y le atrae cada vez más el mundo emprendedor. El día a día de la mujer alfa es intenso y por tanto valora mucho la conveniencia que le aporta Internet y el mundo digital, apreciando así mismo su tiempo libre, que le gusta dedicarlo a cuidarse y a desconectar a través del ocio, la cultura o los viajes.

Así son las mujeres de hoy en día,que vistas desde la perspectiva de un consumidor son capaces de marcar tendencias, modificar patrones de consumo y cambiar percepciones de marcas y empresas. ¿Cómo sorprender positivamente, enamorar y hacer feliz a esta mujer que está muy informada, dispone de mayor capacidad de elección y tiene mayores niveles de expectativas?

Algunas marcas que parecen hacer felices a la mujeres alfa

Evidentemente, no existe una única respuesta a la pregunta millón de dólares que implica el hacer feliz a esta nueva musa femenina, pero si me gustaría compartir algunos casos que me parecen brillantes por su enfoque fresco e innovador y que abarcan sectores tan “femeninos” como las revistas o la moda, hasta ámbitos más “masculinos” a priori como el de los gadgets tecnológicos.

Cosmopolitan > La reinvención de una revista femenina

“¿Deberíamos descalificar la opinión de un hombre en política porque al mismo tiempo le interesen los deportes? Como la respuesta debería ser un no rotundo, deberíamos aplicar el mismo juicio a las revistas femeninas que hablan de política”. Estas palabras de Joanna Cole pueden simbolizar la esencia de la visión sobre la que sustentó la transformación de Cosmopolitan en Estados Unidos. Cuando Joanna tomo las riendas de Cosmopolitan en 2012, la musa que inspiraba el contenido de la revista era simplemente una “mujer sexy”. Sin desechar este aspecto de la mujer, el concepto se amplió a una mujer inteligente y actual que definen como “Fun and Fearless Female“. Para Cosmopolitan la mujer ya no es alguien que simplemente quiere estar guapa, sentirse bien y seducir, sino que también es alguien con aspiraciones de desarrollo social y profesional. Esta nueva visión se aterrizó desarrollando nuevas temáticas de contenidos como política, universidades o carreras profesionales, abriendo su redacción a colaboradores y expertos externos sobre las nuevas temáticas, y sobre todo, potenciando la versión digital de la revista a través de un rediseño de la experiencia focalizada a la experiencia en el móvil y desarrollando capacidades analíticas avanzadas para personalizar los contenidos en base a los gustos y preferencias de cada lectora. Los resultados de esta transformación no tardaron en hacerse esperar y Cosmopolitan consiguió situarse como la revista femenina líder en audiencia tanto en su versión papel como digital.

mujer alfa - cosmo

Under Amour > El equilibrio de la dualidad intrínseca a la mujer alfa

Estimada candidata. Muchas gracias por su interés en nuestra academia de ballet, pero lamentablemente su petición no ha podido ser aceptada. […] Usted tiene el cuerpo equivocado para el ballet“. Estas son la palabras que se escuchan en un reciente anuncio de la marca deportiva Under Amour mientras la cámara recorre el portentoso físico de una bailarina de ballet que en realidad es Misty Copeland, la primera bailarina del “American Baller Theatre”, mitad artista y mitad atleta. Este video iconiza de alguna manera como Under Amour entiende a la mujer de hoy en día y su naturaleza dual. Por un lado no renuncia a su aspecto más femenino expresado en su cuidado personal y en su estética, pero al mismo tiempo quiere alcanzar sus sueños, trabajando duro y compitiendo de igual a igual con los hombres. Esta dualidad se manifiesta quizás en mayor grado en el deporte, y por tanto, Under Amour ha plasmado esta visión de la mujer de hoy en día en unas prendas que armonizan tejidos innovadores para un mayor rendimiento y funcionalidad, con unos diseños que no disminuyan la esencia femenina de la mujer que los lleva puestos. “Elijo las prendas de Under Amour porque son cómodas para levantar pesas con mi novio en el gimnasio que es ex-jugador profesional de rugby. Cuando entreno con él me pongo en modo bestia total. Pero al mismo tiempo llevo mis uñas pintadas de rojo y me arreglo en pelo entre serie y serie, porque ante todo, sigo siendo una mujer”. Esta declaración de una de sus clientas parece indicar que Under Amour está conectando con la mujer del siglo XXI, una mujer alfa con una fuerte naturaleza dual que se manifiesta en cualquier aspecto de su vida personal, social o profesional.

Leaf > El cuidado integral por la mujer, física y emocionalmente

Desde hace unos pocos años, asistimos al despegue del mercado de los “wearables” destinados a medir nuestra actividad física y constantes vitales. Cada día es más habitual ver en la muñeca de una persona una pulsera de diseño y estilo deportivo como Nike FuelBand o Fitbit con la que monitorizan su ritmo cardiaco, las calorías quemadas o las horas de sueño. Pero cuando hablamos del cuerpo humano, ambos sexos no somos iguales. Tanto hombres como mujeres tienen un corazón, dos brazos, dos piernas y dos pulmones, pero sus respuestas fisiológicas a un mismo estímulo son diferentes. Pero adicionalmente, el cerebro de un hombre y una mujer tienen concepciones diferentes de lo que es bonito, estético y funcional. Parece que Bellabeat ha entendido perfectamente esta dicotomía cuando conceptualizó y diseño Leaf, su propuesta de sensor biométrico adaptado a las necesidades y deseos de la mujer alfa. Leaf recoge todas las variables que mide la típica pulsera inteligente pero además tiene en cuenta las variaciones físicas y emocionales que experimenta una mujer a lo largo de su ciclo menstrual así como si los efectos secundarios de tomar por ejemplo un anticonceptivo. “Hemos tratado de crear una plataforma que mida de manera integral la salud de las mujeres, tanto física como emocional”. Esta visión de Urska Srsen, cofundador y director creativo de Bellabeat, la han tratado de plasmar en el software que hace funcionar a Leaf y su aplicación móvil. Pero por otro lado, Leaf no es una pulsera de goma de diseño deportivo, es una delicada pieza de joyería hecha con madera y acero inoxidable que una mujer puede llevar consigo en forma de pulsera, colgante o clip sobre la ropa. Han intentado diseñar una pieza de joyería bonita por si misma, que una mujer desearía incluso sin su capacidad de monitoreo de su salud y de generación de recomendaciones personalizadas. Leaf es el primer paso de Bellabeat hacia el desarrollo de un ecosistema destinado a mejorar la salud de la mujer alfa a lo largo de su vida, desarrollando soluciones adaptadas a etapas tan importantes como cuando está embarazada o simplemente lo está intentado. Todos estos momentos están rodeados de una enorme carga emocional que toda compañía tiene que tener en cuenta a la hora de proponer experiencias que verdaderamente hagan feliz a la mujer.

***

Los seres humanos somos complejas máquinas de sentir que piensan, y a su vez, con notables diferencias entre géneros. Todo parece indicar que las empresas se ha pasado mucho tiempo tratando de sorprender y hacer felices a los hombres, pero ahora es tiempo de preocuparnos y ocuparnos por las mujeres, y en especial por la mujer alfa. Que si bien no siempre será la mano que mece la cuna, seguro que será la mano que gobierne el mundo o al menos la cuenta de resultados de muchas de las empresas, tanto por lo que consume para si misma, en lo que compra para otros como en lo que influye en las compras de otros.

P.S. Dedicado a todas las supergirls del mundo 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *