Facebook es el mejor candidato a liderar el futuro de Internet

Finalizamos esta trilogía de artículos sobre el futuro de Internet, analizando las nuevas dinámicas competitivas y vislumbrando que compañía podría estar mejor posicionada para liderar el mundo digital en los próximos años. Anteriormente hemos repasado el nuevo paradigma tecnológico e imaginando cuál podría ser la próxima “killer app” del mundo digital. Las principales compañías del mundo digital luchan por crear y controlar la próxima gran plataforma. Microsoft dominó la era del PC con Windows y Explorer. Apple y Google se disputan el control del mundo móvil a través de iOS y Android respectivamente. Pero la tercera ola tecnológica de transformación digital implica un nuevo campo de batalla, un verdadero océano por explorar y conquistar. Seguramente continuará la batalla de los sistemas operativos para los dispositivos móviles, pero aventurar que iOS, Android o incluso Windows puedan extender sus tentáculos a todos los elementos del Internet de las Cosas es presuponer mucho. El gran debate no está centrado en qué sistema operativo se convertirá en el estándar universal para todos los dispositivos digitales. La pregunta del millón es que aplicación jugará ese papel de “mamá digital” y orquestará nuestros servicios digitales, independientemente de si los utilizamos a través de un móvil, una tablet, un coche o cualquier electrodoméstico de nuestra casa. Hagamos unas preguntas previas antes de conjeturar una respuesta a la pregunta del millón.

¿Qué aplicaciones han conquistado el corazón de usuarios de todo el mundo y son parte inseparable de su día a día? Si cogiéramos el móvil de todas las personas del mundo, veríamos que la aplicación más usada y que ocupa una posición destacada en la pantalla es una app de mensajería instantánea como WhatsApp, Facebook Messenger, WeChat, Viber o Line. El 90% de los 365 días del año utilizamos al menos vez este tipo de aplicaciones, por delante del 76% de los buscadores o del 75% de las redes sociales.

¿Para qué usamos las aplicaciones de mensajería instantánea? No sólo las utilizamos para chatear sino que se están convirtiendo en un medio habitual para compartir fotos, videos, mensajes de voz, contactos, nuestra ubicación e incluso para hacer llamadas. Pero en países como China, donde Internet nació directamente en el móvil y de alguna manera la era web les llegó de soslayo, aplicaciones como WeChat son la vía de entrada para la mayoría de servicios digitales. Desde WeChat juegan, oyen música, piden y pagan el taxi, reservan vuelos, realizan transferencias, hacen sus compras por Internet, pagan sus compras en tiendas físicas o contratan servicios como luz, gas o seguros. Esto es posible porque existen 10 millones de empresas conectadas al ecosistema WeChat. El racional es bastante simple, si para los usuarios es su “killer app” porqué no utilizarla para habilitar otros servicios, evitándoles descargar otras aplicaciones y recordar cientos de nombres de usuario y contraseñas. De alguna manera, WeChat se ha convertido en la “mamá digital” de sus más de 600 millones de usuarios activos.

¿Qué movimientos están realizando los gigantes digitales?  Si analizamos sus últimas decisiones estratégicas, inversiones y servicios lanzados al mercado, podríamos concluir que muchos están apostando por consolidar una propuesta de valor que juegue ese papel de “mamá digital”:

Google está posicionando Google Now como un asistente personal inteligente. A través de la voz, le podemos hacer preguntas y él nos devuelve información. Pero también es capaz de hacernos recomendaciones personalizadas teniendo en cuenta nuestro contexto como por ejemplo mostrarnos el horario de autobuses si detecta que estamos esperando en una parada. Su motor de inteligencia artificial se está mejorando para predecir los intereses del usuario, hacer recomendaciones proactivamente y automatizar tareas. Todo esto es posible porque Google Now está conectado con el resto de aplicaciones de Google (Gmail, Maps, Calendar, etc.) y otros muchos servicios de terceras compañías. A medio plazo, podremos ver que papel le quiere dar Google en este juego a otros activos estratégicos como Android PayNest, Android Car o Google Self Driving Car.

Facebook parece que está apostando por Facebook Messenger, pues tras darle vida propia a través de una app separada del propio Facebook, ya cuenta con 800 millones de usuarios que cada día disfrutan de más funcionalidades tanto propias como de terceros. Además, se ha publicado recientemente que están desarrollando un asistente virtual al estilo de Siri o Google Now, bautizado como Moneypenny en honor a la célebre secretaria de James Bond, cuya principal actividad será ayudarnos en labores cotidianas del día a día. El motor de inteligencia artificial que estaría detrás de Moneypenny ya está siendo utilizado para mejorar la experiencia en Facebook, tratando de personalizar el contenido que aparece en nuestro muro comprendiendo nuestros gustos e intereses. La apuesta de Zuckerberg por la Inteligencia Artificial es indudable pues ha montado tres laboratorios de investigación y ha fichado a varios expertos reconocidos en este campo como el profesor Yann LeCun. Y por supuesto, no olvidemos que Facebook es también el propietario de WhatsApp y sus más que valorados 900 millones de usuarios. Esto juntado al propio Facebook y a Instagram, hace que la compañía de Zuckerberg gestione cuatro de las seis plataformas sociales más grandes del mundo, las dos otras serían Youtube de Google y WeChat de Tecent. Varios ingredientes de calidad para replicar o reinventar el éxito de WeChat fuera del peculiar y aislado mercado chino.

Apple parece que mantiene el foco en su mega rentable modelo de negocio basado en reinventar continuamente dispositivos digitales y experiencias, perfectamente miméticas a través de su sistema operativo iOS. Pero la empresa de Cupertino quizás nos sorprenda en este campo con alguna de sus famosas reinvenciones, pues no olvidemos que ya tiene alguno de los ingredientes para hacerlo como su asistente personal Siri, su pasarela de pagos Apple Pay o las extensiones de su ecosistema en el coche a través de Apple Car Play, en la casa con HomeKit o en la salud con HealthKit.

Amazon ha realizado también algunos movimientos pero centrados en mejorar la experiencia de compra. Como veíamos anteriormente, Amazon Echo es su apuesta en el mundo de los asistentes virtuales inteligentes. Pero adicionalmente esta explorando otras posibles soluciones para digitalizar y automatizar nuestra compra. Amazon Dash Buttom son unos pequeños mandos con los que podemos comprar cientos de productos de forma instantánea con tan sólo pulsar un botón.

Estos indicios podrían llevarnos a asegurar que las aplicaciones de mensajería junto con los asistentes virtuales pueden ser los mejores embriones de lo que en el futuro pueda ser una “mamá digital”. Pero como ha ocurrido en otras grandes olas de transformación digital, seguramente aparecerá una nueva compañía que con alguna genialidad se haga un hueco relevante en esta nueva etapa digital que defina el futuro de Internet.

el futuro de internet - mensajería

Si tuviera que mojarme y apostar por un ganador, mi elección sería Facebook. Creo que la compañía de Mark Zuckerberg es la que mejor se ha posicionado en los dos grandes pilares que forman el mundo digital hoy en día, tanto en el ámbito de las Redes Sociales con el propio Facebook e Instagram, como en el de la mensajería con Facebook Messenger y WhatsApp. Además su gran apuesta por el mundo móvil y la inteligencia artificial le está permitiendo desarrollar un modelo de negocio de alto crecimiento y rentabilidad que le da un gran capacidad para financiar sus nuevas apuestas estratégicas. Si es capaz de crear a su alrededor un ecosistema donde terceras compañías puedan conectarse y aportar sus servicios, sus probabilidades por dominar el futuro de Internet aumentarán considerablemente. Pero lo que más me gusta de su estrategia es su fino equilibrio entre foco y exploración de nuevos mundos. Apple y Amazon los podríamos situar en el extremo de un elevado foco en su ámbito de actuación y modelo de negocio. Google quizás está abriendo en paralelo demasiados frentes divergentes y esto le puede restar probabilidad de éxito y sobre todo de coherencia y mimetismo en la experiencia de sus clientes. Facebook parece que está mas balanceado y que todos sus movimientos pueden converger correctamente. Seguramente no estarán pensando en una “mamá digital”, pero me atrevería a decir que algo parecido acabarán creando. Pero mientras tanto, el espectáculo está más que garantizado al menos con estos cuatro gigantes digitales. Preparar las palomitas porque empieza “Digital Wars”, la guerra por el futuro de Internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *